Un poco sobre las entidades financieras mexicanas



Finanzas

Conformado por los siguientes tipos de instituciones, el sistema financiero mexicano se compone de autoridades, organismos de regulación, supervisión y control, instituciones de banca múltiple y de desarrollo, organizaciones y actividades auxiliares de credito, arrendadoras financieras, uniones de crédito, casas de cambio, sociedades financieras de objeto limitado, el sistema bancario y bursátil, casas de bolsa, instituciones de seguros y fianzas, fideicomisos de fomenta y otras entidades de finanzas en México entre otros.

Instituciones como Buró de Crédito y Certeza Financiera proporcionan servicios especializados, los cuales ayudan a ciertas entidades a comprobar lo que esta escrito acerca de un individuo o compañía. El reporte de crédito especial, un documento que sale del Buró de Crédito, es un documento conteniendo el estado crediticio de una persona o entidad, permitiendo conocer el historial financiero, un aspecto importante de las finanzas en Mexico.

Certeza Financiera, por otro lado, es una reparadora de créditos conocida por reducir deudas para créditos morosos, saneando las finanzas personales en un periodo de tiempo determinado y desarrollar en ellos una cultura de ahorro y administración financiera adecuada. Certeza Financiera crea un programa de ahorro para sus clientes que tiene como finalidad liquidar todos los adeudos con diversos acreedores. Para iniciar este programa de ahorro, el cliente debes entregar un comprobante de domicilio, una identificación oficial y un reporte de crédito de buró de crédito.

Al entregar estos requisitos, Certeza Financiera establecerá el monto que el cliente debe abonar a su programa mensualmente mientras inicia negociaciones con los diversos acreedores a fin de obtener el mayor descuento posible para el cliente y con ello reducir sus deudas al mínimo. Al concluir su programa de ahorro, Certeza Financiera liquida las deudas de sus clientes y luego le apoya al cliente a obtener un nuevo crédito a través de una Sofom o Sofol, cobrando el 10% del total del descuento conseguido ante los acreedores del cliente.
.

Deja un comentario