La caída del precio del oro al nivel más bajo desde 2011



Cotizaciones, Finanzas

Hace años el Euro es tema en los titulares de los medios y los inversores están más que desconcertados al respecto buscando alternativas e interesándose por el mercado de divisas y metales preciosos.

oro

Esta inquietud se registró a escala mundial y como no todos los operadores individuales son capaces de especular acerca de los cambios futuros en los precios de los mercados, dicha tendencia se hacía notar en las empresas especializadas en el sector, los “brókeres” fácilmente accesibles a través de sus portales de internet, o sea intermediarios financieros que ofrecen la posibilidad de abrir una cuenta en una divisa determinada, permitiendo al inversor tratar de obtener beneficios aprovechando las fluctuaciones de los mercados, siendo en el extranjero tan estimadas las compañías Alpari LA o Alpari UK como la compañía nacional Alpari ES. Recurriendo a estos especialistas se evita hasta cierto punto verse confrontado inesperadamente de sucesos como por ejemplo la reciente caída del precio del oro.

Hace casi diez años el precio del oro sólo conoce una dirección: hacía arriba. Pero esto parece haber terminado: el precio del oro cayó en Londres en un sólo día hasta un 6,4 % llegando a un precio tan bajo como por último a mediados de marzo de 2011. El descenso del precio del oro empezó algunos días antes cayendo en total un 11 %, tanto en dos sesiones como no se había registrado desde hace 30 años. Los analistas especulan sobre las causas de la caída de precios.

Desde hace diez años el oro ante todo ha servido en su función de una posibilidad de inversión segura, protegida de la inflación o problemas de moneda. Mayormente muchos bancos centrales de los países emergentes habían comprado oro, de forma que analistas ya empezaron a considerar este metal precioso como moneda alternativa al dólar o al euro. La situación actual parece difícil de explicar: por un lado no se ha superado aun la crisis en la eurozona y por otra no se puede considerar todavía como conjurado el peligro de una inflación. Algunos analistas suponen que los inversores ya no confían en las políticas monetarias actuales de los EE.UU.

Por lo tanto resultaría poco interesante el oro como protección contra la inflación. Parece haber ventas de pánico. Falta por añadir que aparte del precio del oro, en el sector de los metales preciosos también cayó el precio de la plata, además de platino y paladio.

Deja un comentario